Del 27 al 31 de octubre se llevará a cabo la 20º edición del Doc Buenos Aires, que este año estará dedicada especialmente a Marcelo Céspedes —director y productor general del Festival entre 2001 y 2019—, fallecido en mayo pasado. Voyeur Cultural asistió a la conferencia de prensa donde Carmen Guarini (Dirección General y Producción), Roger Koza (Dirección Artística) y Rolando Gallego (Comunicación, Prensa y Redes Sociales) adelantaron parte de la programación.

Doc Buenos Aires es un Festival Internacional de carácter no competitivo que en tiempos analógicos tenía a la Sala Leopoldo Lugones, el auditorio de la Alianza Francesa, el Cine Gaumont, el Centro Cultural San Martín y el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires como principales sedes para las proyecciones. Este año, por razones obvias las películas no podrán verse en las salas sino a través de plataformas digitales.

Desde hace 19 años el Festival promueve el desarrollo del cine y el video documental generando encuentros para la financiación y distribución de producciones latinoamericanas. En anteriores ediciones se proyectaron obras de Raymond Depardon, Richard Copans, Norbert Pfaffenbichler, Alexandre Sokourov, Johan Van der Keuken, Nicolas Philibert, Victor Kossakovsky, Richard Dindo, Rithy Panh, Alain Cavalier, Eyal Sivan, Thomas Heise, Guy Debord, Jean-Louis Comolli, Richard Copans y Norbert Pfaffenbichler, entre muchos otros.

“Todos sabemos que este es un año muy difícil por la pandemia, pero para el Doc Buenos Aires lo es doblemente por la pérdida de su creador y productor general, Marcelo Céspedes. Se imponía realizarle un merecido homenaje, que consistirá no solamente en la selección de sus películas sino en la totalidad de esta edición, que estará dedicada a él. Es un mínimo compromiso hacia su claridad para marcarnos este camino: el de hacer y el de mostrar para seguir haciendo”, expresó Guarini a través del zoom.

Marcelo Céspedes

Este es un año particular para todos, y el sector cultural es uno de los que más se resintió debido a sus lógicas de funcionamiento; si se piensa en la cinematografía, los obstáculos resultan más que evidentes. Sin embargo, desde la organización no quisieron sumarse a la corriente pesimista y hace algunos meses decidieron mudar su catálogo a las plataformas digitales. “El Doc Buenos Aires siempre fue un festival que se hizo más por prepotencia creativa que por presupuesto, y este año se agrega el hasta ahora silencio del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Nosotros decidimos ponerle el corazón, porque pese a todo la vida y el arte continúan”, señaló la directora.

Parte del catálogo fue presentado por Roger Koza, quien subrayó que el Festival nunca estuvo organizado bajo el concepto de “competencia” sino a partir de ciertos focos conceptuales donde tradicionalmente tuvo un gran peso la categoría de “autor”. Tanto la apertura como la clausura estarán protagonizadas por creaciones de Raúl Perrone, quien “tiene la misteriosa capacidad de poder trabajar un cine experimental desde lo popular” según Koza. 4TRO V3INT3 será la película que abrirá el evento en estreno mundial: se trata de un film realizado en plena pandemia (aunque no hace uso ni abuso del enmascaramiento de los rostros) y cuenta con material filmado por adolescentes entre marzo y abril. Esta realización vendrá acompañada del cortometraje Otacustas, de Mercedes Gaviria Jaramillo (hija del cineasta colombiano Víctor Gaviria), también estreno mundial. El cierre será con la proyección de ALGUNXS PIBXS, y probablemente estará acompañada de un corto a confirmar.

En la sección “Cineastas de nuestro tiempo” podrán verse las siguientes producciones: Nicolas Philibert, Hasard et Nécessité (2020), de Jean-Louis Comolli; Dancing in the street (2020), película colectiva realizada por James Benning junto a otros directorxs; Bitter Bread (2019), de Abbas Fahdel; Ese furioso deseo sin nombre (2020), de Florencia Colman; Suquía (2019), de Ezequiel Salinas; Refutación de Troya (2020), de Gustavo Galuppo. Y, además, habrá tres estrenos mundiales: One-Way Street (2020), de Erez Pery, que se enfoca en una calle de la ciudad de Nueva York y de algún modo dialoga con la retrospectiva de Philipp Warnell; Victoria (2020), de Homer Etminani, que aborda el proceso de pacificación en Colombia a partir de una mujer embarazada que debe reinsertarse en la sociedad luego de la lucha armada; y El triunfo de Sodoma (2020), de Goyo Anchou, que según Koza “va a dar que hablar porque recoge el gran desorden simbólico en el que estamos inmersos: hay un llamado a una absoluta disolución de las categorías identitarias con las que vivimos la sexualidad (…) Es provocativa no porque escandalice (aunque seguramente lo hará entre ciertos sectores) sino porque motiva a pensar”.

Florent Marcie

La sección “Marcelo Céspedes por siempre” contará con seis realizaciones del homenajeado: Los totos (1983), Por una tierra nuestra (1985), Hospital Borda… un llamado a la razón (1986), Buenos Aires, crónicas villeras (1988), Pulqui, un instante en la patria de la felicidad (2007) y La ballena va llena (2014). “En la obra de Céspedes hay una aproximación que en el cine argentino contemporáneo se ha perdido un poco: ir al terreno y entrar en franco diálogo con la situación. No hay un distanciamiento estético sino un encuentro directo entre el cineasta, los personajes, la situación, la comunidad, el espacio y lo político”, señaló Koza.

En la sección “La política de los autores” podrán verse varias retrospectivas. Una estará dedicada al trabajo del cineasta inglés Philipp Warnell, cuya obra está en permanente diálogo con el pensamiento del filósofo francés Jean-Luc Nancy (The Girl with X-ray eyes, Outlandish: strange foreign bodies, I first saw the light, Ming of Harlem: twenty one storeys in the air, The flying proletarian, Intimate distances); otra estará protagonizada por la realizadora alemana Maya Connors, cuya obra oscila entre las categorías de ficción y ciencia ficción (se proyectarán 4 cortometrajes: Diario de un organismo, A nice place to leave, The owls have grown as big as the half moon, Hypnos).

Se explorará también el trabajo del documentalista de guerra francés Florent Marcie, quien estuvo presente en Doc Buenos Aires el año pasado con sus películas y una masterclass (se proyectarán Saïa, Itchkéri kenti, Comandante Khawani y Tomorrow Tripoli – The revolution of the rats). “En el cine de Marcie el cuerpo del cineasta es una extensión de la cámara y la cámara es una extensión del cuerpo. La guerra no es sólo la guerra sino un estado generalizado, disperso, propio del mundo contemporáneo”, apuntó Koza, y anunció que desde la organización esperan poder traer al francés en 2021 para presentar su film más reciente. Finalmente, habrá un espacio dedicado al cineasta brasileño-cubano Otávio Almeida con 3 cortometrajes (Los niños lobo, Macao y La travesía).

El director artístico informó que hay algunas películas aún por confirmar, y podría sumarse una sección dedicada al pasado del cine si marchan bien las negociaciones. Las plataformas que ofrecerán sus pantallas virtuales en esta edición virtual serán: Doc Buenos AiresDocu DACInstitut Français Argentine y la Sala Lugones Virtual.

* Más información sobre el festival en el sitio de  Doc Buenos Aires

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s